El buen vivir catalán

  • Castellers - Argels Sur Mer
  • Tapas
  • Tapas
  • Argelès Sur Mer
  • Castellers - Argels Sur Mer
  • Tapas
  • Tapas
  • Argelès Sur Mer

Gastronomía

En vacaciones, el cambio de escenario también pasa por el buen vivir local. En Cataluña, ¡está bien servido!

Las verduras, el pescado y el aceite de oliva se combinan con charcutería seca o a la parrilla, y no es raro probar platos de carne y pescado. La charcutería y los quesos se suelen saborear en tapas en el aperitivo, en terrazas. En lo que se refiere al vino, Cataluña es rica en vinos tintos, rosados ​​y blancos de muy buena calidad. Le servirán cava, vino espumoso, especialidad de la región.

Lo mejor es dar una vuelta por el mercado y conversar con los productores locales que no pararán de hablar sobre su saber hacer. Por la noche, en la cocina totalmente equipada de su casa móvil podrá cocinar los productos del mercado.

En Arles sur Tech degustará las Rousquilles, pequeños dulces con anís.

Cultura

La bandera de sangre y oro está en todas partes, testigo de una fuerte identidad catalana que no impide que los catalanes reciban con los brazos abiertos a todos los que se interesen por su cultura. Escuchará hablar catalán en las terrazas. No dude en iniciar la conversación hablando de rugby (!!). En verano, se celebran numerosas fiestas y se baila la Sardana. Una buena oportunidad para descubrir también la gastronomía y el espíritu catalán, orgulloso pero discreto.

En Saint-Laurent-sur-Cerdans, dé un paseo por el taller de tejidos de Les Toiles du Soleil y déjese seducir por las alpargatas catalanas que calzan todos los bailarines de Sardana.

Perpiñán

Perpiñán, la capital catalana, es un escaparate vivo del espíritu catalán. Capital de los reyes de Mallorca, la ciudad mediterránea ha conservado el palacio y los conventos que se visitan. La ciudad sabe cómo ser festiva y se abre la temporada en la Fiesta Mayor en junio: una avalancha de fiestas, animaciones, música y baile que termina en una gran hoguera de San Juan. Los días de partido (de rugby, ¡por supuesto!) las banderas de sangre y oro se encuentran por todas partes. En las joyerías, no olvide de admirar los granates, piedras sagradas de los catalanes, generalmente montadas en oro.

El festival internacional de fotoperiodismo, Visa pour l’image, recibe todos los años en septiembre a las firmas más importantes del reportaje fotográfico. En toda la ciudad se organizan exposiciones y proyecciones en pantalla grande en la Plaza del Campo Santo. http://www.visapourlimage.com/