Pueblos pintorescos

  • Castillet, Perpignan
  • Port Vendres
  • Collioure
  • Collioure, Fort St. Elme
  • Banyul Sur Mer
  • Collioure
  • Castillet, Perpignan
  • Port Vendres
  • Collioure
  • Collioure, Fort St. Elme
  • Banyul Sur Mer
  • Collioure

La ubicación de su casa móvil en Argelès es ideal, ya que permite visitar una multitud de pequeños pueblos, durante el día. Lejos de las carreteras principales, las pequeñas carreteras que conducen a estos pueblos también son un paraíso para nuestros amigos moteros.

Collioure

Colliure fue una fuente de inspiración para muchos artistas y basta con ir a su pintoresco pequeño puerto o las numerosas vistas para comprenderlo.

Colliure era a la vez un gran puerto comercial, la residencia de vacaciones de los Reyes de Mallorca y un lugar estratégico fortificado por Vauban.

Aún hoy, esta ciudad costera muestra las horas gloriosas de su pasado. El Castillo Real, residencia de los Reyes de Mallorca, domina el puerto, así como el barrio Mouré, un antiguo barrio de pescadores y su laberinto de callejuelas empinadas. Un poco más lejos, la Torre de Madeloc y el Fuerte San Telmo ofrecen unas magníficas vistas del mar y los Pirineos.

Port Vendres

A pocos kilómetros de España, Port Vendres es un puerto pesquero pero tiene hermosas playas, algunas vigiladas. Grandes extensiones o pequeñas calas, todos encontrarán lo que desean. A pie, prologue su paseo hasta Cabo Béar, que penetra en el mar como un espolón rocoso.

Vilafranca de Conflent 

A una hora del camping Ciela Village Les Marsouins, el pueblo de Vilafranca de Conflent merece una visita. Declarado en el Patrimonio Mundial de la Unesco como uno de los doce principales sitios de fortificaciones de Vauban, el pueblo está completamente rodeado de murallas. En el exterior, prolongue la visita por el Fort Liberia y la Cuevas de las Grandes Canalettes.

Los pueblos más bonitos de Francia

Hay cinco en los Pirineos orientales. Vilafranca de Conflent, Castelnou, Eus, Evol y Mosset.

Eus está orgulloso de su reputación como “el pueblo más soleado de Francia” y muchos artistas se han detenido allí. En Evol y Mosset se respira un ambiente de montaña con pequeñas casas de pastores hechas de piedras de esquisto y tejados de laja. Todavía pueden verse los vestigios de la época medieval. Castelnou, el más cercano a Argelès, se puede visitar a pie exclusivamente. Acurrucado a los pies de su castillo medieval, acoge muchos artesanos de arte.

El Priorato de Serrabona

Este edificio, de los siglos X y XI, considerado como una obra maestra del arte románico catalán, es uno de los primeros clasificados como monumento histórico. Además de su ubicación en medio de encinas y su notable arquitectura, se distingue por una excepcional tribuna de mármol rosa. Aproximadamente a una hora de Argelès, se llega por un pequeño camino sinuoso. Para los aficionados